ENTREVISTA AL DR. JORGE E. DENIRI CUELI, SOBRE CORRIENTES EN LA EPOCA DE ROSAS

ENTREVISTA AL DR. JORGE E. DENIRI CUELI, SOBRE CORRIENTES EN LA EPOCA DE ROSAS

Hallándome en Corrientes capital en la Semana Santa del año 2017, tuve el enorme privilegio de conocer, gracias a la intermediación del Dr. Gaspar Moreno, al Cap (R) Jorge Enrique Deniri Cueli, quien, entre otros lauros, es Director Ad Honorem del Archivo General de la Provincia de Corrientes y miembro del Movimiento Sanmartiniano Nacional (Sede Corrientes). Fue durante una ronda de mates, que después pasó a una churrasqueada regada con buen vino y matizada con chamameceros de primer nivel, donde me puse a platicar con el Doctor en Historia Deniri Cueli, una de las palabras más respetadas de lo que a historiografía correntina se refiere. 

No obstante, su familia materna habitó aledaño a la famosa Estancia “Los Cerrillos” que habitó, de niño y adolescente, Juan Manuel de Rosas, de allí el rosismo de mi interlocutor. Me ha confesado, que el primer caballo que tuvo un bisabuelo suyo se lo obsequió el propio Restaurador, y que el Polvorín de Cueli, el mismo que estaba dentro de una de las parcelas que formaban las adyacencias del Palacio San Benito de Palermo, o sea, la residencia de Rosas, perteneció a un antepasado suyo. No tenía dudas de la genealogía patricia de Deniri Cueli, como así tampoco de sus vastísimos conocimientos, a tal punto de haber escrito, en sus casi 70 años de vida, unas 24 obras de invaluable importancia, y que involucran su etapa predilecta de estudio: Corrientes y alrededores entre el período 1810-1852. 

De aquella noche, pues, surgen estos conceptos que el Dr. Jorge Enrique Deniri me ha vertido sobre los duros años de la Santa Federación en estos pagos litoraleños:

 

Gabriel O. Turone (GOT): -¿Qué se puede rescatar de Benjamín Virasoro cuando fue gobernador federal en Corrientes?

Jorge Enrique Deniri Cueli (JEDC): -Fue un buen gobernador. El tipo de una provincia que estaba en ruinas la levantó, pero la sociedad correntina no lo quería. Por eso, cuando Virasoro no estuvo acá en Corrientes le hicieron un golpe, lo pusieron a Pujol, que era un entenado de Urquiza. Y Urquiza le ofreció a Virasoro su ejército para recuperar Corrientes, pero éste no quiso y se quedó viviendo fuera de la provincia. Cuando Virasoro murió, lo regresaron en un cajón pero nadie le prestó atención a eso.

Fue un gobernante duro, además, no era un nene de pecho. Para mí los Virasoro son los mejores soldados que produjo Corrientes, especialmente José Antonio, que lo mataron en San Juan como gobernador porque era un tipo jodido, por eso lo mataron. Pero los Virasoro eran muy buenos soldados. Yo tengo el análisis hecho, de que los Madariaga no eran valientes y los Virasoro eran unos tipos valientes.

De todos modos, no se puede decir que unos fueron rosistas y los otros antirrosistas, porque los Virasoro estuvieron de parte de los Madariaga y después se fueron con Urquiza.

GOT: -¿Antes de Caseros, no? 

JEDC: -Antes de Caseros, claro. Se fueron con Urquiza después de la batalla de Arroyo Grande [1], cuando los Madariaga se van al Ñandutí, donde hablan con Bento Gonçalves [2], que los deja quedarse en la República de los Farrapos.

Pedro Cabral lo había tenido a Benjamín Virasoro de mayordomo en la estancia, y lo hace llamar, le dice ‘venite’, y Virasoro se va y se pone a trabajar con Urquiza, y después los Virasoro pasan a Corrientes y se hacen todos muy urquicistas.

GOT: -Por eso el límite de decir ‘este es unitario o federal’ no es tajante, ¿no es cierto?

JEDC: -No, porque cada uno sigue sus intereses. La diferencia es que los correntinos terminan a las órdenes de los que los degollaron en Pago Largo [3], por decirlo así. Ahora, entre Pago Largo y Caseros la provincia quedó devastada. La prueba está, en que los premios militares después de Caseros son en especies.

GOT: -¿Cómo fue eso? 

JEDC: -Por ejemplo, se decía ‘El coronel fulano puede ingresar sin pagar impuestos cuatro pipas de aguardiente’, ‘Mengano, un cargamento de ropa’. Les pagan en especies. Acá las tierras habían sido siempre premios militares. A Berón de Astrada le habían dado 55 mil hectáreas de regalo como premio militar por su excursión contra los indios.

GOT: -¿55 mil hectáreas? Impresionante.

JEDC: -Claro, pero si uno se pone a pensar que Manuel Antonio Ferré tenía más de 100 mil hectáreas… Y Urquiza tenía como 150 mil hectáreas.

GOT: -¿En Corrientes?

JEDC: -En el norte de Corrientes, donde está el saladero de Mocoretá. 

GOT: -Ah, ¿era de Urquiza esa parte?

JEDC: -Claro. Lo mismo Roxas y Patrón [4], quien tenía tierras acá también.

El problema con Juan Manuel de Rosas es, que Buenos Aires y Corrientes son dos economías análogas. Corrientes produce lo mismo que si fuese la Provincia de Buenos Aires, y la Provincia de Buenos Aires ya tiene un mecanismo de producción que es análogo y más complementario con el Tafí de Entre Ríos. Y Corrientes quiere cortarse sola, quiere que le dejen navegar el río y qué se yo, y bueno… Hasta que no aparece Berón de Astrada, los correntinos se habían manejado con mucha prudencia. Berón de Astrada, al que se le había ocurrido ir a hacerse el malo, va y hace una alianza con el Pardejón Rivera que no era de fiar para nadie. Creer que tener un desalmado es tener un ejército, es un error. Y las fuerzas con las que Berón de Astrada se tiene que enfrentar eran fuerzas fogueadas. Aparte, cómo será de pavo que el día anterior a la batalla de Pago Largo va y se le mancha la ropa con sangre, ¡y estaba preocupado por eso, porque se le manchó el uniforme!

GOT: -¿Berón de Astrada era muy fino en el vestir?

JEDC: -Claro, ese era un uniforme de seda blanco que fue que se le manchó con sangre y estaba preocupado por ese detalle el día anterior a la batalla. Después, a este hecho lo convirtieron en un presagio romano…

GOT: -Como un vaticinio…

JEDC: -Como un vaticinio de la Providencia. La tumba de Berón de Astrada está fuera de la Catedral de Corrientes porque era masón.

Un regio asado criollo nos esperaba mientras transcurría la entrevista que usted, lector, está leyendo. Las carnes estuvieron acompañadas de exquisita mandioca.

Un regio asado criollo nos esperaba mientras transcurría la entrevista que usted, lector, está leyendo. Las carnes estuvieron acompañadas de exquisita mandioca.

GOT: -¿Qué hay de cierto sobre la cantidad de correntinos que, de acuerdo a la historia oficial, fueron degollados sin piedad tras la batalla de Pago Largo por las fuerzas federales? 

JEDC: -La cifra que se maneja dice que Echagüe y sus ejércitos mandaron degollar 800 soldados correntinos. Sin embargo, hay un señor hace poco que hizo un estudio de las tumbas colectivas de la zona, llegando a la conclusión de que en ellas no caben más de 200 personas. Habría que ir y cavar. Ahora, acá la versión que se difundió fue esa, la de los ochocientos degollados.

GOT: -¿En Caaguazú recibió mucho apoyo el general Paz de parte de los correntinos?

JEDC: -No, lo que pasa es que Paz era un genio táctico. Yo siempre hablo del ‘síndrome de Napoleón’. O sea, yo creo que muchos militares, y no solamente argentinos, después de Napoleón soñaron con hacerse de una espada y un imperio. Acá lo tenemos a Pancho Ramírez que hasta se creó su propia república, con decir que se hacía llamar El Supremo Entrerriano, y lo tenemos al general José María Paz, que cada vez que le dieron cuatro hombres armados se quiso hacer de su propia república. Pero Paz era un táctico espectacular, y el tipo tenía clarito que los correntinos no servían para maniobrar ni para el ataque, pues eran buenos o podían servir para una defensa, estaban preparados para defender.

En la batalla de Caaguazú [5] hizo una emboscada táctica perfecta, de un terreno que solamente el ojo de él podía haber visto que tenía albardón, para llegar a maniobrar a la caballería entrerriana y meterla en un embudo, y, en la punta del embudo, trancarla hasta unidad todo al costado lleno de tropas. Es interesante, porque eso lo hacían los famosos ‘espueleros’, que eran chicos jovencitos. En Caaguazú, dicen que éstos cuando ven el efecto de los disparos que hacen sobre la caballería federal que avanza, dejan de tirar, y el general Paz tiene que ir y gritarles ‘¡Tiren! ¡Fuego, fuego!’.

GOT: -¿Cómo repercutió la captura de Camila O’Gorman y Uladislao Gutiérrez acá en Corrientes?

JEDC: -Te digo lo que te hubiese dicho mi bisabuela (cambia la voz): ‘Revolcándose como una china y con un cura para colmo, ¡por favor!’ Por supuesto que hubiese dicho que estaba muy bien. Qué tanto lío. Para la época, era una relación no adúltera sino una relación sacrílega. El tema era que, primero, los unitarios estaban dándole manija desde Montevideo. Después, el Dr. Dalmacio Vélez Sársfield era especialista en derecho canónico, siendo él quien asesoró a Rosas. Pero, según los parámetros de la época… La sentencia de Rosas visto desde hoy era un poco brutal, diríamos que se le fue un poco la mano, pero era sacrílega aquella relación.

Lo que pasa, es que el que hace historia no es un juez. Él puede decir ‘me gusta o no me gusta’, pero a la hora de escribir tiene que ser lo más imparcial posible. Así que, yo me imagino a mi bisabuela, a la mentalidad de ella, que era una victoriana de pura cepa, lo que hubiera dicho.

En esa mesa estaba lo más granado de la historiografía correntina de cuño revisionista. Se encuentran, entre otros: el Lic. en Historia Hugo Echavarría (primero desde la derecha de la imagen), el Cnl (R) Miguel Recupero (primero desde la izquierda), el Dr. Jorge Enrique Deniri Cueli (junto a Echavarría) y el Dr. Gaspar Moreno (a mi derecha). De remera negra de mangas cortas, el amigo Benjamín Germán Muñoz, guitarrrista excelso y rosista sin par.

En esa mesa estaba lo más granado de la historiografía correntina de cuño revisionista. Se encuentran, entre otros: el Lic. en Historia Hugo Echavarría (primero desde la derecha de la imagen), el Cnl (R) Miguel Recupero (de chomba blanca), el Dr. Jorge Enrique Deniri Cueli (junto a Echavarría) y el Dr. Gaspar Moreno (a mi derecha). De remera negra de mangas cortas, el amigo Benjamín Germán Muñoz, guitarrrista excelso y rosista sin par.

El juicio seguido a Camila O’Gorman es una de las cosas que desaparecieron del archivo de Corrientes. Acá estaban los antecedentes. Personalmente creo que el caso de O’Gorman y Gutiérrez no tiene ningún valor, porque históricamente no es una cosa relevante. Andá y mirá la orden de captura de Camila O’Gorman: tenía 24 años, lo cual para la época ya era vieja. Por eso las famosas fiestas de 15, que se celebraban porque, ya a esa edad, se ponía a la mujer en condiciones para que se casara. Las mujeres se casaban a los 13, a los 14 años. Las que se casaban a los 16 ya eran medias viejitas.

Los O’Gorman ya tenían toda una historia de cincha floja las mujeres. La Perichona estaba con Santiago de Liniers, y era tía de Camila O’Gorman, y después uno de los Liniers se casa con uno de los Perichon y el hijo es José Manuel Estrada. Éste, por lo tanto, es descendiente directo de la Perichona y de Liniers.

GOT: -Gracias, Dr. Deniri.

JEDC: -Gracias a vos.

——————–

Imagen de portada: El Dr. Jorge Enrique Deniri Cuelli (izquierda) con el que suscribe, en momentos en que le muestro el libro de mi autoría, Los Patricios en los tiempos de Rosas, uno de cuyos ejemplares doné al Museo “Del Libertador” de un amigo en común a ambos, el Dr. Gaspar Moreno, lugar donde transcurrió la entrevista y el asado posterior.

——————–

[1] Tuvo lugar el 6 de diciembre de 1842.

[2] Bento Gonçalves da Silva (1788-1847). Alcanzó el grado de coronel y fue uno de los impulsores de la llamada Revolución Farroupilha (20 de septiembre de 1835), que pretendía la escisión de la Provincia de Río Grande do Sul respecto a Brasil para, posteriormente, proclamarla como estado independiente, lo que pudo lograrse hasta febrero de 1845.

[3] Fue la batalla de Pago Largo, acontecida el 31 de marzo de 1839, donde los ejércitos de la Confederación Argentina, al mando del brigadier general Pascual Echagüe, vencieron a la tropa del coronel Genaro Berón de Astrada, por entonces Gobernador de Corrientes, a quien dieron muerte ese mismo día.

[4] José María Roxas y Patrón fue ministro de Hacienda del Gobernador bonaerense Juan Manuel de Rosas.

[5] Ocurrió en el Departamento de Mercedes, Provincia de Corrientes, el 28 de noviembre de 1841.

Tagged with
Prensa JR
This post was written by
Entre las actividades que desarrollamos, las mismas son variadas y proficuas: conferencias, jornadas de cine-debate en base a películas que tratan sobre temas históricos y/o intelectuales, homenajes, visitas a lugares históricos, presentaciones de libros, investigaciones en instituciones tales como el Archivo General de la Nación, hemerotecas, bibliotecas, asesoramientos para empresas de índole investigativa, etc.

Leave Your Comment