PARQUE Y MUSEO HISTORICO BIOGRAFICO “CORONEL MANUEL DORREGO” DE NAVARRO, PROV. DE BUENOS AIRES

PARQUE Y MUSEO HISTORICO BIOGRAFICO “CORONEL MANUEL DORREGO” DE NAVARRO, PROV. DE BUENOS AIRES

Retirado a unos 4 o 5 kilómetros del ejido del pueblo San Lorenzo de Navarro se erige un punto histórico que, al correr de los años, fue creciendo en importancia. Se trata, ni más ni menos, del sitial donde murió fusilado el coronel Manuel Dorrego el 13 de diciembre de 1828 a manos de la tropa del general Juan Galo de Lavalle, hecho que marcó el comienzo de la carrera política de Juan Manuel de Rosas para restaurar el orden perdido.

Más de un siglo debió pasar en aquellos parajes para que alguien –las autoridades del actual Complejo Museográfico Provincial “Enrique Udaondo” de Luján- se digne colocar un recordatorio en el lugar donde Dorrego fue injustamente pasado por las armas unitarias. Ese día llegó, fue el 13 de diciembre de 1934 con la colocación de una cruz de madera, cristiana evocación que hoy se conserva en el interior del nuevo museo. Una placa marmórea, da cuenta de este primer mojón indicativo con la siguiente leyenda:

“A LA MEMORIA DEL

CNEL. D. MANUEL DORREGO

GOBERNADOR Y CAPITAN GENERAL

DE LA PROVINCIA

DE BUENOS AIRES

EJECUTADO EN ESTE SITIO

EL 13 DE DICIEMBRE DE 1828.

__________ 

LA DIRECCION DEL MUSEO

HISTORICO DE LA PROVINCIA

LE TRIBUTA ESTE HOMENAJE.

__________ 

A.D. XIII – XII – MCMXXXVI.”

Treinta y cuatro años después (1968), fue contratado el escultor y medallista Luis I. Aquino para la confección de una medalla que, conteniendo un perfil de 3/4 de Dorrego y su nombre grabado de forma circular, sea fijada en el monumento que se mandó erigir donde antes estaba la cruz instalada en 1934. El símbolo sagrado de madera fue preservado para su futura exhibición en el museo o templete que, ya desde entonces, empezó a tomar forma en las mentes de los funcionarios navarrenses.

Con estos primeros elementos –la cruz y el monumento- proliferaron más tarde las placas de bronce que, año tras año, se inauguraban en este sitio de honor que constituye, sin lugar a dudas, un punto de inflexión en la lucha entre unitarios y federales.

Otro paso trascendente para la puesta en valor de estas instalaciones fue la sanción del Decreto Nº 709 del año 2003, que fijó como “Lugar Histórico Nacional” al Parque Biográfico “Coronel Dorrego”, esto es, la totalidad de los terrenos del museo y sus adyacencias. Un cartel con esta referencia está ubicado en la entrada del complejo, y dice así:

“LUGAR HISTORICO NACIONAL

PARQUE BIOGRAFICO “CORONEL

DORREGO”

Decreto 709 / 2003

_____._____ 

En sus límites fue ejecutado el 13 de diciembre de

1828 el Coronel Don Manuel Dorrego, Gobernador

Y Capitán General de la Provincia de Buenos Aires.

El monumento y templete que aquí se erigen

Honran la memoria del mártir del federalismo.” 

Al conmemorarse el 192º aniversario de la muerte del coronel Manuel Críspulo Bernabé Dorrego, el 13 de diciembre de 2020, las autoridades del Municipio de Navarro decidieron inaugurar, en un acto lleno de justicia, el Museo Histórico Biográfico. Este proyecto, tal como lo venimos esbozando, llevaba años de elucubraciones y buenas intenciones que, sin embargo, se quedaban ahí, en pensamientos y nada más.

Fue la pujanza del señor Raúl Lambert, Secretario de Cultura, Educación y Turismo de Navarro desde el año 2011, el motor de esta ansiada iniciativa que, por fin, quedó plasmada en un museo harto merecido a la memoria de Dorrego. Porque, incluso, el mérito está en que este complejo es el primero que dignifica y recuerda la vida del insigne federal que cayó víctima de la desgraciada guerra fratricida.

Respetando el concepto que se tiene hoy en día de los complejos dedicados a resguardar la historia de una región o una personalidad determinada, el Museo Biográfico Histórico “Coronel Manuel Dorrego” presenta pocas piezas, quizás las necesarias para que el visitante tenga una visión completa del contexto y las costumbres ciudadanas de la primera mitad del siglo XIX.

Es posible ver numerosas carteleras con diseños a todo color que, distribuidos en los diferentes espacios del museo, reflejan la vida de Dorrego, como así también la de sus aliados políticos y la de sus enconados enemigos. Una en particular, deja ver la composición de las fuerzas dorreguistas y lavallistas que el 9 de diciembre de 1828 se vieron las caras, y cuyo resultado final –derrota de Dorrego- determinó la suerte del “coronel de la plebe”.

En un espacio central, dos maniquíes lucen sendos uniformes militares que no dejan escapar ni el más mínimo detalle, pues recibieron el estudio previo del excelso historiador del Ejército Argentino (EA), My (R) Sergio Toyos, una eminencia en la materia. Las vitrinas se nutren, además, con numerosas piezas antiguas recibidas en comodato por el Complejo Museográfico de Luján, y en un rincón de la construcción hay una reproducción a escala normal de Dorrego sentado, andrajoso y con heridas en su rostro redactando los saludos finales para su familia y la última disposición de sus pocos bienes personales antes de ir caminando hacia el lugar de su ejecución.

En el aire subyace el deseo de todo el pueblo de Navarro consistente en el traslado de los restos del coronel Manuel Dorrego desde Buenos Aires hasta los pagos donde halló la inmortalidad. Así lo expresó, a viva voz, el historiador de la localidad bonaerense de Dolores, Dr. Antonio Salviolo, el día de la apertura del Museo Histórico Biográfico. El desafío está planteado, y su éxito dependerá de la paciencia y la tenacidad para superar adversidades, eludir trámites eternos y generar el consenso necesario de los círculos históricos de nuestro país.

Añadiendo un elemento más al paisaje donde se emplaza el museo, diremos ya para finalizar que a unos 300 metros del mismo se ubica una estancia legendaria llamada “El Talar”, añeja casa principal que en 1796 perteneció a don Juan Agustín de Almeyra, poblador pionero y principal de aquella línea de frontera. Se trataban de “22 leguas cuadradas de tierras realengas, cuya escrituración a favor de Juan Agustín Almeyra se efectuó recién el 14 de mayo de 1821”.[1]

Cuando se libró el combate de Navarro (9 de diciembre de 1828), en ese casco estanciero se estableció el Estado Mayor de Lavalle[2], y desde una de sus amplias habitaciones –dice la leyenda- redactó la sentencia de muerte del vencido ex Gobernador Dorrego. Allí mismo se encontraba prisionero éste a la espera de su desgraciado porvenir. En 2003, la Ea. “El Talar”[3] fue declarado “Lugar Histórico Nacional” por el mismo Decreto Nº 709 que, con igual mención, honró los límites del Parque Biográfico “Manuel Dorrego”.

 

Por Gabriel O. Turone

——————–

Notas:

[1] Fos Medina, Juan Bautista. “<<El Talar>> de Almeyra: lugar histórico nacional”, Revista Cruz del Sur, Año I, Nº 1, 2011, páginas 269-270.

[2] Ello en razón de que el Juez de Paz de Navarro en ese 1828 era el compadre de Lavalle, don Juan Pedro Almeyra, dueño de la Ea. “El Talar”.

[3] Hoy la estancia es propiedad de la Asociación Católica Irlandesa.

Prensa JR
This post was written by
Entre las actividades que desarrollamos, las mismas son variadas y proficuas: conferencias, jornadas de cine-debate en base a películas que tratan sobre temas históricos y/o intelectuales, homenajes, visitas a lugares históricos, presentaciones de libros, investigaciones en instituciones tales como el Archivo General de la Nación, hemerotecas, bibliotecas, asesoramientos para empresas de índole investigativa, etc.

Leave Your Comment